¿Cómo se separan los palillos chinos?

¿Cómo se separan los palillos chinos?

Lo primero que vamos a hacer es romper la varita para partirla en dos partes. Agarra el palo e intenta separar los dos palos agarrándolo por la parte inferior, cuando le apliques suficiente fuerza, los dos palos se separarán y tendrás dos palos sueltos.

Array Table of Contents

  • 1 ¿Cómo sostener los palillos fácilmente?
  • 2 ¿Qué aspecto tienen los palillos?
  • 3 ¿Qué Cuál es el valor de cada color de los palillos?
  • 4 ¿Cómo es el juego de los palillos?

No todos los palillos son iguales

La dinastía Shang, hace menos de un milenio antes de Cristo, extendió el uso de los palillos chinos por toda Asia y cada región los adaptó a sus particularidades. Por lo tanto, se han convertido en una parte importante de la cultura asiática. De hecho, los palillos japoneses son más cortos que los chinos por varias razones. En primer lugar, no hay mucha tendencia a compartir la comida y se come de otra forma: acercando el cuenco a la boca. Además, son más delgadas, ya que la dieta japonesa es rica en pescado y se requiere mayor destreza para separar las espinas. De hecho, los palillos japoneses originalmente estaban unidos por la parte superior, aunque pronto evolucionaron a dos palillos separados, de 23 centímetros de largo y lacados o barnizados; a diferencia de los chinos que son de madera natural.

  • Nunca sacuda ni golpee: sentirá que está apurado.
  • No se desechan ni se dejan al azar: se depositan de forma ordenada.

  • Nunca se cruzan: siempre paralelos.
  • No los deje pegados a la comida o adheridos al bol de arroz.
  • Está muy mal visto hurgar en la comida con palillos.
  • No los use para cortar.
  • Nunca los dejes en el bol después de comerlos.

Cómo sostener los palillos coreanos

– Coloque un palillo entre la palma de la mano y la base del pulgar, usando el dedo anular (cuarto) para sostener la parte inferior del palillo. Con el pulgar, empuja la varita hacia abajo mientras el dedo anular la sostiene. El palillo debe estar quieto y muy estable.

Charles Forster, nativo de Maine, se encontró por primera vez con palillos en América del Sur poco después de la Guerra Civil Estadounidense. Se dio cuenta de que los nativos tallaban virutas de madera para eliminar las partículas de comida entre los dientes.

Sin comentarios

Escribir un comentario