¿Cómo dormir 4-7-8?

¿Cómo dormir 4-7-8?

¿Pero qué es la técnica 4-7-8? Cierra la boca e inhala por la nariz durante cuatro segundos. Aguante la respiración durante 7 segundos. Exhala el aire por la boca durante 8 segundos. Inhala de nuevo y repite el proceso tres veces más.

Cómo conciliar el sueño: trucos y consejos sorprendentes

La falta de sueño puede ser negativa para su salud y bienestar, como seguramente notará después de una noche de insomnio. No solo influye la cantidad de sueño (horas de sueño), sino también la calidad (buen o mal sueño). Dormir mal, muy poco o demasiado puede tener un impacto negativo de varias formas: en la salud, en nuestro estado de ánimo o en el riesgo de accidentes, entre otros. Por eso es importante cuidar nuestro sueño.

El Dr. Weil dice que una simple alteración de la respiración normal, una técnica de respiración profunda, podría ser la respuesta a esas noches en las que nos damos la vuelta y volvemos.

Las mejores técnicas para dormir

No todo el mundo se duerme con la misma facilidad a pesar del mejor equipo para dormir posible. Las preocupaciones y el estrés del día a día nos afectan y pueden impedir que nos quedemos dormidos.

Para muchas personas, aplicar el método 4-7-8 ha supuesto un antes y un después. Y funciona en su mayor parte. Pero, ¿en qué se basa?

¿Cómo es la técnica 4-7-8 para dormir?

Además de la relajación general, está comprobado que puede ser muy efectivo para dormir. Eso sí, según Weil, para ver los beneficios hay que practicarlo al menos dos veces al día, todas las semanas.

¿Cómo hacerlo?

  1. Siéntate cómodamente. También puedes hacerlo tumbado boca arriba.
  2. Coloque la punta de la lengua sobre el tejido justo detrás de los dientes frontales superiores
  3. Vacía tus pulmones
  4. Respire normalmente por la nariz durante 4 segundos
  5. Contenga la respiración durante 7 segundos
  6. Exhala con fuerza por la boca durante 8 segundos
  7. Repita el ciclo unas 4 veces

El primer mes

Durante el primer mes aplicaremos la técnica 4-7-8 cuatro veces al día. La primera, nada más levantarte; el segundo, después de tu almuerzo; la siguiente, al llegar a casa a media tarde, y la última, media hora antes de acostarse. Muy fácil, ¿quieres saber en qué se basa?

  1. Siéntate en un lugar cómodo que permita que tu espalda esté recta
  2. Coloca la lengua detrás de los dientes superiores, justo donde comienza el paladar
  3. Cierra la boca e inhala por la nariz. Mientras tanto, cuenta hasta 4
  4. Contenga la respiración durante 7 segundos
  5. Luego exhala el aire de tus pulmones durante 8 segundos de forma sónica, dejando escapar tu fatiga, tus presiones, tus ansiedades con este aire
  6. Repita el bucle cuatro veces

Sin comentarios

Escribir un comentario